Hemeroteca


El caluroso verano de 2003 en Los Alpes

[ Translate to English ] [ Traduir al català ]

Junio del año 2003 fue el más caliente desde las primeras relaciones meteorológicas que datan de 1876.

Millares de metros cúbicos de roca se desprendieron de acantilados del Cervino tras la fundición del pergélisol. Unos 90 alpinistas debieron ser evacuados de la montaña por helicóptero.

En el cantón del Valais, el glaciar del Gruben perdió cerca de 60.000 metros cúbicos, mientras que normalmente son 20.000 metros cúbicos los que funden en promedio cada año.

El nivel de agua del Rin descendió a su nivel más bajo, para alcanzar 72 cm de profundidad.

Algunos meses más tarde registrábamos un nuevo récord: septiembre de 2003 fue el más caliente del que se tenga registro.

El límite del cero grados se situaba el 17.9.03 todavía por encima de los 4.562 metros de altitud.

Otro récord, el de la fundición de los glaciares que no habían perdido tanto volumen como entre 2002 y 2003.

Así, el glaciar del Brunegg perdió 156,9 metros, el de Trift 152,1 metros, el de Turtmann, 126,9 metros.

Según los meteorólogos de la Escuela Politécnica Federal de Zurich (EPFZ), el tórrido verano de 2003 es el precursor de futuros cambios climáticos extremos que van a perturbar sin duda los datos climáticos.

Publicado en SwissInfo

Compartir:
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Blogplay
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • LinkedIn
  • Meneame
  • PDF
  • RSS
  • Technorati
  • Twitter
  • Add to favorites
  • blogmarks
  • email
  • LaTafanera
  • Live
  • MyShare
  • Netvibes
  • Reddit
  • Slashdot
  • Socialogs
  • Yahoo! Bookmarks