Hemeroteca

El Amazonas se ve amenazado por el Cambio Climático

[ Translate to English ] [ Traduir al català ]

El cambio climático y la deforestación pueden convertir la mayoría del bosque tropical en sabana, con un enorme impacto en el clima y en la biodiversidad del mundo, indicó WWF, la organización mundial de conservación en la VIII Conferencia de las Partes de la Convención por la Biodiversidad (CBD COP8).

Al presentar los resultados de una investigación científica sobre el Amazonas y el cambio climático, WWF informa que los estudios de modelos climáticos proyectan un ambiente más calido y seco para la región, lo que muy probablemente conllevará a una disminución substancial en la precipitación pluvial en el Amazonas.

“El cambio climático representa una amenaza importante para el bosque del Amazonas, donde se encuentra una gran parte de la biodiversidad del mundo. Las amenazas en esta zona se traducen como amenazas generales a la biodiversidad”, indicó Lara Hansen, Directora Científica de Cambio Climático de WWF. El mundo necesita evaluar urgentemente las vulnerabilidades del cambio climático e integrarlas en los esfuerzos de conservación de la biodiversidad”.

De acuerdo al estudio de WWF, la combinación de actividades humanas, como deforestación y tala, y el cambio climático incrementan el efecto de sequía de los árboles muertos que ocasionan incendios forestales.

En ausencia de medidas efectivas, el calentamiento global y la deforestación podrían convertir del 30 al 60 por ciento del bosque tropical del Amazonas, en bosque seco de sabana, de acuerdo a la investigación realizada bajo el auspicio del Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil (INPE).

El clima en el noroeste de Sudamérica, incluyendo la región del Amazonas, ya ha cambiado durante el último siglo. Por ejemplo, de 1990 a 2000, la temperatura promedio mensual ha incrementado de 0.5 a 0.8 grados centígrados.

“Estamos corriendo un riesgo muy alto de perder un área significativa del bosque tropical del Amazonas”, dijo Carlos Nobre, científico principal del INPE. “Si el calentamiento se incrementa en tan solo unos pocos grados centígrados, el proceso de sabananizacion puede ser irreversible”.
Actualmente, el bosque del Amazonas funciona como un importante lavadero de dióxido de carbono (CO2), el gas emitido principalmente por la quema de combustibles de carbón, petróleo y gas natural, y principal generador del cambio climático. Sin embargo, cerca del 20 por ciento de las emisiones de CO2 provienen de la deforestacion. Si su destruccion continua, el bosque del Amazonas puede convertirse en una fuente neta de CO2, según indica WWF.

WWF considera que los gobiernos deberían enviar una señal política contundente sobre la necesidad de proteger el clima y la biodiversidad del mundo. En la COP8, los países del Amazonas deben anunciar compromisos cuantitativos para reducir la deforestación, dijo la organización mundial de conservación.

“Tanto la quema de combustibles como la deforestación deben ser urgente y significativamente reducidos, para poder salvar a la biodiversidad del mundo y a la humanidad de cambios climáticos catastróficos”, dijo Giulio Volpi, Coordinador de Cambio Climático para el Programa de América Latina y el Caribe de WWF. “En Curitiba existe la oportunidad única de afrontar la combinación mortal de deforestación y cambio climático. Los países del Amazonas necesitan comprometerse a detener la deforestación, para el beneficio de generaciones presentes y futuras”.

Fuente: Omnia

Be Sociable, Share!

Leave a Reply