Hemeroteca

Fuertes inundaciones amenazan el norte de Europa

[ Translate to English ] [ Traduir al català ]

Gran Bretaña, Holanda y Alemania se preparan para una subida del nivel del mar sin precedentes en 40 años. Se teme que el nivel de las aguas pueda elevarse hasta 3,5 metros por encima del nivel habitual en algunas zonas costeras.

El temporal desatado en el Mar del Norte obligó a cerrar las compuertas de los diques, elevar los niveles de alarma y cesar la extracción de petróleo ante las costas noruegas, así como a evacuar a casi mil personas en Inglaterra.

Las autoridades portuarias holandesas están preparadas para cerrar el mayor puerto de Europa, el de Rotterdam, porque las tormentas previstas podrían aumentar hasta cuatro metros el nivel del mar y los vientos podrían alcanzar 100 kilómetros por hora.

Es la primera vez desde 1976 que Holanda aplica medidas generalizadas de protección de la costa y de los diques.

Después de las inundaciones de 1953, que causaron 1.800 muertos, ingenieros holandeses idearon el llamado “Plan Delta”, un sistema de protección ingenioso para proteger las costas del país.

Alerta en otros países

Las previsiones también advierten de que en el borde norte de los Alpes podrían caer nevadas que dejarían más de 1 metro de nieve, lo que podría provocar grandes avalanchas.

También en Noruega, Alemania y Bélgica están en estado de alerta por el temporal en el Mar del Norte. En el puerto de Amberes, en el norte de Bélgica, por ejemplo, también han cerrado la compuerta marítima para evitar que el agua que sobrepasa los diques llegue a la ciudad. En Reino Unido, las barreras del Támesis y Darford Creek, se han cerrado ante las previsiones de que el nivel del mar aumentará un metro y medio sobre los niveles habituales.

Actualización (11-11-2007): La marea se quedó a 20 centímetros de las barreras de contención en Inglaterra

Los británicos, en especial los millones de ingleses que viven en las ciudades costeras del sureste de Inglaterra, vieron con alivio cómo disminuía el riesgo de que una subida inusual del nivel del mar creara las peores inundaciones en casi 55 años. Ayer por la tarde más de mil personas que habían sido evacuadas regresaban a sus hogares y Medio Ambiente confirmaba que si la marea hubiera subido 20 centímetros más los efectos hubieran sido devastadores. Holanda y Alemania superaron felizmente situaciones similares, con apenas algunos daños materiales.

Los equipos de emergencia y voluntarios trabajaron en Inglaterra la madrugada del viernes levantando muros de contención. Pero las aguas, con la llegada del día, no sobrepasaron las defensas. La subida del nivel del mar, con olas de hasta seis metros, inundó carreteras y calles en Walcott, a unos 30 kilómetros de Great Yarmouth, Norfolk, aunque la población ya no corre peligro. La alerta continuaba en el condado de Lincolnshire, donde se esperaba una importante crecida por la noche.

El jueves toda la costa este de Inglaterra estaba en alarma: ayuntamientos, hospitales y protección civil. La zona alberga unas 10.000 viviendas. Solo en Great Yarmouth fueron evacuadas 500 personas, que pernoctaron en el gimnasio de la escuela. En Londres, la barrera del Támesis fue levantada en previsión de que la subida de la marea inundara parcialmente la capital. Downing Street no perdió tiempo ante el recuerdo de la catástrofe que vivió Inglaterra en 1953 cuando la crecida del mar causó más de 300 muertos en East Anglia. El primer ministro Gordon Brown reunió a las 6 de la mañana al Comité Cobra, que solo se convoca cuando corre peligro la seguridad nacional. «Es importante recordar a la población que debe estar alerta y al mismo tiempo mantener la calma por si es necesario que sean evacuados», indicó Brown.

“La marea llegó justo tras la pleamar y no coincidieron por poco, de haberlo hecho -informaba la Oficina Meteorológica- el agua habría sobrepasado las barreras de contención”. De hecho la marea alcanzó casi la altura de la que causó el desastre en 1953, 3 metros de altura.

A pesar de que el peligro parecía haber pasado, la Oficina Meteorológica prevé un importante aumento de situaciones parecidas. “Los riesgos de grandes devastaciones por culpa de las inundaciones como consecuencia de una subida de las mareas será algo muy común en el futuro en lugares como el este de Inglaterra”, indicó un portavoz.

Fuente: Noticia publicada en numerosos medios nacionales e internacionales.

Be Sociable, Share!

Leave a Reply